Foto por Federico Trujillo. Estilista de alimentos Alicia Maher

Sopa de camarones

Por Alicia Maher

  

SOPA DE CAMARONES

Con las costas del Océano Pacífico y el Golfo de Fonseca que suman más de 320 km, tenemos la suerte de gozar de una variedad de platos de mariscos suculentos y sabrosos todo el año. Esta sopa es uno de los muchos platos de mariscos que servimos en El Salvador. Es fácil de preparar, una sopa excelente para su familia o disfrutarla con amigos. Si no hay disponibilidad de camarones frescos donde vive puede usar congelados. Es costumbre para muchos en el país el agregarle crema, o huevos a esta sopa, y con o sin, es totalmente deliciosa.

Sirve 4-6

4 cucharadas de mantequilla, o aceite vegetal

453 g | 1 lb de camarones desvenados y limpios (cabezas y cáscara son opcionales)

½ taza de cebolla picada

2 dientes de ajo picado

½ taza de cilantro picado

1 taza de tomate picado

½ taza de chile verde picado (morrón verde, pimiento verde)

2 L | 8 tazas de agua

1 cucharada de polvo de caldo de camarón o pescado o de pollo

1 cucharadita de sal

1 taza de papas peladas y cortadas en cubos de 2.5 cm | 1 inch (patatas)

1 taza de rodajas de zanahorias

½ taza de crema pura (opcional)

Adorno:

6 cuñas de limón

En una olla grande, y sobre fuego medio-alto, caliente la mantequilla o el aceite, agregue los camarones, la cebolla, el ajo, el cilantro, el tomate y el chile verde, saltee todos estos ingredientes aproximadamente por 1 minuto.

Agregue y combine el agua, el polvo de caldo y la sal, lleve a ebullición. Agregue las papas y las zanahorias, cubra, reduzca el fuego a medio y cocine entre 10 a 15 minutos o hasta que las verduras estén blanditas.

Apague el fuego e inmediatamente agregue la crema, si la usa, revuelva, y retire de la estufa. Corrija la sal. Exprima el jugo de limón sobra la sopa antes de comer.

Tortitas de carne. Foto por Federico Trujillo. Estilo de alimentos Alicia Maher

Tortitas de carne en salsa de tomate

Por Alicia Maher

  

TORTITAS DE CARNE EN SALSA DE TOMATE

Este es un plato casero, muy jugoso y lleno de sabor. Es también una receta económica ya que la carne molida es usualmente uno de los cortes más baratos. A pesar del origen tan humilde de sus ingredientes, esta receta los transformará en un plato exquisito y suculento. Además, es la manera perfecta de introducir a los niños pequeños a las verduras, ya que están todas combinadas con la carne.

Sirve 4-6

Para las Tortitas de Carne:

680 g | 1½ lbs de carne de res molida magra

½ taza de cebolla finamente picada

½ taza de tomate finamente picado, sin semillas 

½ taza de chile verde finamente picado, sin semillas o membranas

(morrón verde, pimiento verde)

3 cucharadas de harina para todo uso

2 huevos

½ cucharadita de sal

¼ cucharadita de pimienta negra

4 cucharadas de aceite vegetal

Para la Salsa de Tomate:

1 cucharada de cebolla finamente picada

½ taza de tomate finamente picado, sin semillas

1 cucharada de harina

2 cucharaditas de polvo de caldo de res o pollo

½ taza de cilantro finamente picado

1½ tazas de agua

Preparación de las Tortitas de Carne:

En un recipiente hondo, mezcle la carne molida, la cebolla, el tomate, el chile verde, la harina, los huevos, la sal, y la pimienta negra. Mezcle bien y forme 18 tortitas iguales.

En una cacerola grande, caliente el aceite a fuego medio alto y ponga a dorar las tortitas en ambos lados, dando vuelta una sola vez. Retire de la cacerola, y póngalas en un plato donde no se enfríen.

Preparación de la Salsa de Tomate:

En la misma cacerola, y aceite que quedo, sobre fuego medio, agregue y sofría la cebolla, el tomate, la harina, sazonador de res o pollo, y el cilantro. Cocine durante 1 minuto, agregue el agua y mezcle constantemente para evitar grumos. Aumente la llama a fuego alto y lleve la salsa a ebullición.

Preparación Final:

Coloque las tortitas de carne en la cacerola con la salsa y mezcle. Reduzca el fuego a medio, tape y cocine durante 20 minutos. Sirva con arroz o puré de papas.

Leche Poleada. Foto y estilo de alimentos Alicia Maher

leche poleada

Por Alicia Maher

  

LECHE POLEADA

¡Pocas cosas pueden ser mejores que comer este delicado y elegante postre! El espolvoreado de la canela es esencial para su sabor. En antaño se usaba el molinillo de madera para revolver los ingredientes. Mucha gente todavía lo sirve en tusas. A mí me gusta servido de cualquier manera, hasta de la olla me lo he comido.

Sirve 4-6

2 yemas de huevo

4 cucharadas de maicena

¾ taza de azúcar blanca granulada

3 tazas de leche fría

2 cucharaditas de extracto de vainilla

½ cucharadita de canela molida

En un tazón pequeño bata bien las yemas de huevos, hasta que estén espumosas, y póngalas a un lado. En una olla pequeña, y con un batidor de mano combine la maicena y el azúcar. Lentamente agregue la leche y revuelva hasta que esté bien incorporada.


Caliente la mezcla a fuego medio, batiendo continuamente hasta que espese. Tome 2 cucharadas de la leche poleada y rápidamente bata dentro de las yemas; esto templará las yemas para evitar el cuaje cuando entren en contacto con la leche hirviendo. 


Una vez comience a hervir, incorpore y mezcle rápidamente las yemas al manjar. Reduzca la llama a fuego lento, continúe cocinando y mezclando por 10 minutos. Apague la estufa, agregue la vainilla y continúe revolviendo otros 2 minutos para liberar el vapor.


Sirva caliente si quiere una textura cremosa. Si lo sirve frío, se asentará y endurecerá un poquito. Espolvoree cada porción con canela.